Reporteros denuncia que la Libertad de prensa en el mundo retrocede

La libertad de prensa se encuentra en retroceso en todo el mundo, amenazada por la llegada de “hombres fuertes” al poder y por el declive de las democracias, alertó el grupo civil Reporteros sin Fronteras (RSF).

De acuerdo con el Índice Mundial de Libertad de Prensa 2017, los ataques a los medios de comunicación se han convertido en un lugar común y la elección de “hombres fuertes” va en aumento.

Estas tendencias marcan el arribo de “la era de la posverdad, la propaganda y la supresión de las libertades, especialmente en las democracias”.

El informe destacó además que la obsesión por la vigilancia y las violaciones del derecho a la confidencialidad de las fuentes han contribuido al declive continuo de muchos países antes considerados ejemplares.

En los cinco años en que RSF ha publicado su índice, la libertad de prensa nunca había estado tan amenazada. Desde 2012, el índice ha registrado un deterioro de 14 por ciento.

En el presente índice, que mide las condiciones de libertad de prensa en el mundo en 2016, la situación se agravó en cerca de dos tercios (62.2 por ciento) de los países incluidos en la lista.

Mientras que el número de Estados en los que la situación de los medios de comunicación se considera “buena” o “mejor” disminuyó 2.3 por ciento.

“Actualmente estamos presenciando una alarmante disminución de la libertad de prensa, no sólo en Estados Unidos, como ha sido la tendencia en los últimos años, sino también en Canadá”, consideró la directora de RSF en América del Norte, Delphine Halgand.

Halgan explicó que las fuentes de los periodistas están cada vez más amenazadas, además de que algunos comunicadores enfrentan amenazas de cárcel por cubrir protestas. Asimismo, lamentó que los ataques verbales contra los periodistas vienen de algunos de los más altos cargos en el gobierno.

El Índice Mundial de Libertad de Prensa, publicado anualmente por RSF desde 2002, mide el nivel de libertad de prensa en 180 países, incluido el nivel de pluralismo, la independencia de los medios y el respeto a la seguridad y la libertad de los periodistas.

El primer lugar en el índice lo ocupó Noruega, seguido de Suecia y de Finlandia. En el otro extremo de la clasificación se encuentra Corea del Norte y apenas por encima de este régimen se ubica Eritrea, en el sirio 179.

“El régimen norcoreano sigue manteniendo a la población en la ignorancia y el terror. Por el simple hecho de escuchar una radio ubicada en el extranjero, un ciudadano puede ser enviado a un campo de concentración”, de acuerdo con RSF.

Entre los últimos de la lista también se encuentran Turkmenistán (178), una de las dictaduras más cerradas del mundo, en la que la represión de los periodistas no deja de intensificarse; y Siria (177), sumergido en una guerra interminable, que sigue siendo el país más mortífero para los comunicadores.

México, por su parte, ocupó la posición 147 en el índice, o dos lugares por encima del sitio referente al año 2015.

Escriba un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *