lavanguardia.com

El caso Watergate, 45 años después

Màrius Carol


lavanguardia.com | 16-06-17
Es fácil deducir que si se acaba de reeditar el libro Todos los hombres del presidente es porque la situación actual se parece a la de hace 45 años, cuando se inició la investigación que acabaría con la presidencia de Richard Nixon.

El libro se inicia el 17 de junio de 1972, cuando el redactor jefe de The Washington Post le pide a Bob Woodward que se haga cargo de la noticia de la detención de cinco hombres que penetraron ilegalmente en la sede del Partido Demócrata, llevando consigo equipo fotográfico y una serie de instrumentos electrónicos. No parecía que fuera una información extraordinaria, porque de lo contrario no se le hubiera encargado la investigación a un periodista novato, que apenas llevaba nueve meses en el diario.

Aquel reportero de treinta años es un venerable escritor que acaba de pasar por Madrid para promocionar su obra recién reeditada. ¿Qué ha contado de nuevo Woodward? Que es pronto para hablar de la destitución presidencial de Donald Trump porque faltan las pruebas en el Rusiagate y que actualmente, con la capacidad de intoxicación informativa de las redes sociales, sería más difícil que la investigación llegara hasta el final.

Se olvida de que, cuando él y Carl Bernstein empezaron su trabajo, no había un fiscal especial investigando al presidente por obstrucción a la justicia. Pero acierta al decir que las redes han sido aliadas de Trump en su carrera a la Casa Blanca. José María Lasalle ha escrito un libro titulado Contra el populismo, en el que sostiene que hoy el caso Watergate quizá no se hubiera producido debido a los cortafuegos emocionales que el poder puede desplegar desde las redes sociales.

Puede que sea cierto, pero me quedo con la respuesta del senador Sam Ervin, cuando se le preguntó por qué el Watergate: “La ambición los volvió ciegos a cualquier consideración ética y requisito legal; ciegos al aforismo de Aristóteles de que el fin de la política debe ser el bien del hombre”. Y eso es válido 45 años después.

Màrius Carol es director del diario español La Vanguardia.

Escriba un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *