Bolivia en riesgo de no alcanzar meta de reducción de mortalidad materna

Bolivia está en riesgo de no alcanzar la meta de desarrollo sostenible 2030 relacionada con la reducción de mortalidad materna, afirmó la coordinadora del Observatorio de Mortalidad Materna y Neonatal (OMMN) del CIDES UMSA, María Dolores Castro, en el programa Ágora de APLP Radio.

La coordinadora de este Observatorio dijo que según el Estudio Nacional de Mortalidad Materna 2011 en la actualidad Bolivia ocupa el segundo lugar en cuanto a mortalidad materna en América Latina y el Caribe, después de Haití.

La especialista explicó, en el programa radial, que Bolivia tiene un indicador o razón de mortalidad materna (RMM) de 160 muertes por cada 100 mil nacidos vivos, establecido en 2011, lo cual está lejos de la meta mundial esperada de desarrollo humano para 2030, que es de 70 muertes por cada 100 mil nacidos vivos.

Desde 1994, según estadísticas oficiales, la RMM se ha reducido en un 60%, lo que quiere decir, asegura la coordinadora del Observatorio, que es poco probable que se alcance la meta de milenio en esta área relacionada con la lucha contra la pobreza.

En 2011, 538 mujeres murieron en el país por complicaciones del embarazo, parto y post parto, por lo cual la mortalidad materna y neonatal es un serio problema social y de salud pública que afecta al desarrollo humano y sostenible en Bolivia, aseguró la experta.

Políticas públicas eficaces

Para una reducción efectiva de la elevada tasa nacional de mortalidad materna, con el fin de alcanzar la meta de desarrollo sostenible en 2030, el Observatorio plantea la formulación y aplicación de políticas públicas eficaces en las regiones del país donde se concentran los mayores porcentajes en cuanto a este problema social y de salud pública.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, la muerte materna “es la muerte de una mujer mientras está embarazada o dentro de los 42 días siguientes a la terminación del embarazo, independientemente de la duración y el sitio del embarazo, debida a cualquier causa relacionada o agravada por el embarazo mismo o su atención, pero no por causas accidentales ni incidentales”.

“La elevada tasa de mortalidad materna es la más clara evidencia de la violación de los derechos humanos de las mujeres en Bolivia”, aseguró la Coordinadora del OMMN.

Las causas directas

En Bolivia, las principales causas directas de la mortalidad materna, según el citado estudio de 2011, son las hemorragias (59%), la hipertensión (19%), el aborto (13%) y las infecciones (7%).

De acuerdo con las cifras de esa investigación, la mortalidad materna afecta más a las mujeres indígenas y es cuatro veces más alta que la media nacional, dijo la Coordinadora del Observatorio. De todas las muertes maternas en 2011, es decir, de una RMM de 160 muertes maternas por cada 100 mil nacidos vivos, el 68% corresponde a mujeres con pertenencia étnica: quechuas (36%) y aymaras (28%).

Se ha determinado también, explica la experta, que la muerte materna de mujeres adolescentes llama la atención, porque un 12% de las que fallecieron por causas relacionadas con el embarazo, parto y post parto tenía entre 14 y 19 años; también se registró un 2% de muertes maternas en menores de 15 años. El estudio, según la especialista, reveló que el mayor porcentaje de muertes maternas se da entre mujeres de 20 a 39 años.

Escriba un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *