Un acuerdo excluye a periodistas de norma penal sobre mala praxis

Un acuerdo establecido el 10 de octubre entre los presidentes de las dos cámaras de la Asamblea Legislativa Plurinacional y representantes de la prensa excluyó a los periodistas del alcance del polémico artículo 200 del proyecto de nuevo Código Penal.

Tras el convenio, el mencionado artículo expresa que esta disposición sólo se aplicará a personas que en el ejercicio de su profesión, oficio o actividad tengan una posición de garantes con respecto a la salud o integridad física de quienes están bajo su responsabilidad.

En consecuencia, la norma, incluida en el Código Penal en actual tratamiento, no incluye a los periodistas, cuya actividad se regula por la Constitución Política del Estado, la Ley de Imprenta y códigos de ética periodística.

De acuerdo con el texto de consenso para ese precepto penal, la conducta que incurra en un daño a la salud o integridad física por mala práctica, por infracción a un deber objetivo de cuidado, por imprudencia, negligencia, impericia, inobservancia de protocolos, reglamentos o los deberes inherentes al ejercicio de una profesión, oficio o actividad será sancionada con reparación económica y cumplimiento de instrucciones judiciales.

La redacción acordada es la siguiente:

“Artículo 200 (Daño a la salud o integridad física por mala práctica). I. La persona que, en ejercicio de su profesión, oficio o actividad cause daños a la salud o integridad física de otra persona, por infracción a un deber objetivo de cuidado, por imprudencia, negligencia, impericia, inobservancia de los protocolos, reglamentos o los deberes inherentes al ejercicio de su profesión, oficio o actividad será sancionada con reparación económica y cumplimiento de instrucciones judiciales.

  1. No constituirá infracción penal cuando el ejercicio de la profesión no implique una posición de garante respecto de la salud o la integridad física”.

Otro acuerdo

También, en la misma reunión, se arribó a un segundo acuerdo sobre la norma penal que regula los delitos contra la libertad de prensa.

Antes, estos delitos contra la libertad individual estaban incluidos en el Artículo 296, que expresaba lo siguiente:

“Artículo 296 (Delitos contra la libertad de prensa).- Será sancionado con reclusión de seis (6) meses a tres (3) años y multa de treinta (30) a doscientos (200) días el que ilegalmente impidiere o estorbare la libre emisión del pensamiento por cualquier medio de difusión, así como la libre circulación de un libro, periódico o cualquier impreso”.

Luego del convenio alcanzado ayer, el texto de consenso es el siguiente:

“Artículo 196 (Delitos contra la libertad de expresión y de prensa).- La persona que, ilegalmente, impida o estorbe la libre emisión del pensamiento expresado por cualquier medio de comunicación, de difusión u otro, será sancionada con prisión de uno a tres años y reparación económica.

En la misma sanción incurrirá la persona que ilegalmente impida o estorbe la circulación, emisión y difusión de libros, periódicos o cualquier otro medio escrito o audiovisual, electrónico o digital.

La sanción será agravada en un tercio, cuando se impida o estorbe el libre acceso a la información o el derecho a la comunicación de manera individual o colectiva, salvo las limitaciones establecidas por ley”.

En la referida reunión, la Asociación Nacional de la Prensa de Bolivia, ANP, planteó, como un cuarto parágrafo del Artículo 196, que los periodistas, comunicadores y medios de comunicación que, en el ejercicio de sus funciones, vulneren disposiciones relativas a su actividad sean procesados por la Ley de Imprenta, pero se determinó no incluir dicha propuesta que ya está expresada tanto en la Constitución Política del Estado como en la propia Ley de Imprenta.

Escriba un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *