Consternación por la muerte del periodista Jorge Quirós

Profunda consternación reflejaron medios tarijeños al dar la noticia del fallecimiento a causa de un paro cardiorrespiratorio, en la madrugada del 9 de diciembre, del ex presidente de la Asociación de Periodistas de Tarija y socio de la Asociación de Periodistas de La Paz, Jorge Quirós Barrenechea.
Más conocido como Gordo Quirós, se destacó como periodista y por reactivar la Asociación de Periodistas de Tarija, que congrega a los profesionales de esa región; durante largos años, esa institución no contó con una directiva ni tenía representación en el ámbito nacional.
“El periodista está llamado a realizar un trabajo de lo más prolijo posible y abordar más de cerca la investigación, que a veces se hace tan dificultosa en este país”, declaró en una ocasión Quirós como máximo ejecutivo de la Asociación de Periodistas de Tarija.
El Gordo Quirós estudió Ciencias de la Comunicación Social en la Universidad Católica Boliviana “San Pablo”, hizo estudios de diplomado en comunicación para el desarrollo en la Universidad Andina Simón Bolívar y dio sus primeros pasos en el periodismo en el semanario Nueva Economía, de La Paz. En la universidad, coeditaba con Luis “Chucho” Miranda la publicación “El Inquisidor”.
Posteriormente, Quirós trabajó en el hoy desaparecido rotativo católico Presencia. Tras desarrollar gran parte de su carrera en La Paz, retornó a su Tarija natal donde prestó sus servicios en los periódicos Nuevo Sur, El País, El Chaqueño y elPeriódico, que fueron las casas periodísticas donde dejó sus enseñanzas y un importante legado a los futuros profesionales que se capacitaban gracias a sus conocimientos y experiencia.
Fiel a su vena y carácter, creó y editó la revista Paginetas, en la que ilustraba, informa un obituario de elPeriódico, la coyuntura política con un toque de humor. “La realidad más cruda era reflejada con la sátira escrita con el puño de Jorge o ‘Gordo’, como le llamaban sus amistades”, señala la publicación tarijeña.
Quirós aportó también con su talento a la radio Luis de Fuentes FM 93.1, mediante opiniones en las que “encaraba a diferentes personajes de la política sin ningún temor, además de hacer análisis cabales de la coyuntura que se vivía”, expresa el referido impreso.
El Gordo Quirós también incursionó en el mundo del cine, pues, además de participar en varios cortometrajes, actuó en la película tarijeña La Huerta del director Rodrigo Ayala Bluske.
Quirós trabajaba en la Dirección de Comunicación de la Gobernación de Tarija.
Dejó miles de amigos en todo el país. Cuando vivía en La Paz, fue jefe de la barra de su querido The Strongest y era conocido como “Sadam”, por el turbante que usaba en los partidos pero que volaba, por encima de las graderías de la Curva Sur, en cada gol del Tigre.

Tristeza en las redes sociales

Las redes sociales se llenaron de pésames, durante el último fin de semana, por la muerte de este periodista.
“Hoy la vida calló un poco, porque calló ese amigo tan único, tan él, que muchos conocimos en este paso por el mundo. Un hombre extraordinario, de esos que se toman la amistad en serio para devolvértela en una celebración permanente de la existencia, nuestro Gordito Jorge Quirós Barrenechea. Cómo olvidar su sonrisa, esa que ya era eterna, y que ya se acomodó –seguro- en una de las estrellas que más brillan en el cielo para no irse del todo, porque no querrá perderse ni uno de los pasos de quienes un día lo abrazamos. Y desde esa vista privilegiada estará coleccionando nuevas historias para contarnos ese día que nos volvamos a encontrar, y entonces otra vez reírnos hasta lagrimear, como hoy lloramos por su partida. Te habíamos querido tanto… Hasta siempre Gordo valiente”, escribió el periodista Juan Carlos Rocha.
En su edición del lunes 11 de diciembre, el diario Nuevo Sur de Tarija dio a conocer el poema “No sentiré frío”, escrito por el Gordo Quirós para un grupo de amigos el 31 de octubre de este año, que se asemeja a una despedida y dice lo siguiente:

No sentiré frío

No sentiré frío mientras
sus corazones me abracen
y sus sonrisas me cubran
con cariño y amistad.

No podré sentirme desabrigado
si sé que cuento con su sinceridad
más allá de las sensaciones
tengo el calor de su cariño.

La tibieza de sus manos
la calidez de sus sentimientos
es imposible sentir frío
si estoy protegido por su amor.

Entonces puedo gritar
no le temo al invierno
es una oportunidad más
de sentirlos cuidándome.

El calor que sostiene
este viejo y terco corazón
viene de ustedes
y con esa sensación.

El frío es un instante
y mi cariño hacia ustedes
mis queridos “retros”
una eternidad…

Escriba un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *