Consternación por la muerte del periodista Jorge Quirós

Profunda consternación reflejaron medios tarijeños al dar la noticia del fallecimiento a causa de un paro cardiorrespiratorio, en la madrugada del 9 de diciembre, del ex presidente de la Asociación de Periodistas de Tarija y socio de la Asociación de Periodistas de La Paz, Jorge Quirós Barrenechea.
Más conocido como Gordo Quirós, se destacó como periodista y por reactivar la Asociación de Periodistas de Tarija, que congrega a los profesionales de esa región; durante largos años, esa institución no contó con una directiva ni tenía representación en el ámbito nacional.
“El periodista está llamado a realizar un trabajo de lo más prolijo posible y abordar más de cerca la investigación, que a veces se hace tan dificultosa en este país”, declaró en una ocasión Quirós como máximo ejecutivo de la Asociación de Periodistas de Tarija.
El Gordo Quirós estudió Ciencias de la Comunicación Social en la Universidad Católica Boliviana “San Pablo”, hizo estudios de diplomado en comunicación para el desarrollo en la Universidad Andina Simón Bolívar y dio sus primeros pasos en el periodismo en el semanario Nueva Economía, de La Paz. En la universidad, coeditaba con Luis “Chucho” Miranda la publicación “El Inquisidor”.
Posteriormente, Quirós trabajó en el hoy desaparecido rotativo católico Presencia. Tras desarrollar gran parte de su carrera en La Paz, retornó a su Tarija natal donde prestó sus servicios en los periódicos Nuevo Sur, El País, El Chaqueño y elPeriódico, que fueron las casas periodísticas donde dejó sus enseñanzas y un importante legado a los futuros profesionales que se capacitaban gracias a sus conocimientos y experiencia.
Fiel a su vena y carácter, creó y editó la revista Paginetas, en la que ilustraba, informa un obituario de elPeriódico, la coyuntura política con un toque de humor. “La realidad más cruda era reflejada con la sátira escrita con el puño de Jorge o ‘Gordo’, como le llamaban sus amistades”, señala la publicación tarijeña.
Quirós aportó también con su talento a la radio Luis de Fuentes FM 93.1, mediante opiniones en las que “encaraba a diferentes personajes de la política sin ningún temor, además de hacer análisis cabales de la coyuntura que se vivía”, expresa el referido impreso.
El Gordo Quirós también incursionó en el mundo del cine, pues, además de participar en varios cortometrajes, actuó en la película tarijeña La Huerta del director Rodrigo Ayala Bluske.
Quirós trabajaba en la Dirección de Comunicación de la Gobernación de Tarija.
Dejó miles de amigos en todo el país. Cuando vivía en La Paz, fue jefe de la barra de su querido The Strongest y era conocido como “Sadam”, por el turbante que usaba en los partidos pero que volaba, por encima de las graderías de la Curva Sur, en cada gol del Tigre.

Tristeza en las redes sociales

Las redes sociales se llenaron de pésames, durante el último fin de semana, por la muerte de este periodista.
“Hoy la vida calló un poco, porque calló ese amigo tan único, tan él, que muchos conocimos en este paso por el mundo. Un hombre extraordinario, de esos que se toman la amistad en serio para devolvértela en una celebración permanente de la existencia, nuestro Gordito Jorge Quirós Barrenechea. Cómo olvidar su sonrisa, esa que ya era eterna, y que ya se acomodó –seguro- en una de las estrellas que más brillan en el cielo para no irse del todo, porque no querrá perderse ni uno de los pasos de quienes un día lo abrazamos. Y desde esa vista privilegiada estará coleccionando nuevas historias para contarnos ese día que nos volvamos a encontrar, y entonces otra vez reírnos hasta lagrimear, como hoy lloramos por su partida. Te habíamos querido tanto… Hasta siempre Gordo valiente”, escribió el periodista Juan Carlos Rocha.
En su edición del lunes 11 de diciembre, el diario Nuevo Sur de Tarija dio a conocer el poema “No sentiré frío”, escrito por el Gordo Quirós para un grupo de amigos el 31 de octubre de este año, que se asemeja a una despedida y dice lo siguiente:

No sentiré frío

No sentiré frío mientras
sus corazones me abracen
y sus sonrisas me cubran
con cariño y amistad.

No podré sentirme desabrigado
si sé que cuento con su sinceridad
más allá de las sensaciones
tengo el calor de su cariño.

La tibieza de sus manos
la calidez de sus sentimientos
es imposible sentir frío
si estoy protegido por su amor.

Entonces puedo gritar
no le temo al invierno
es una oportunidad más
de sentirlos cuidándome.

El calor que sostiene
este viejo y terco corazón
viene de ustedes
y con esa sensación.

El frío es un instante
y mi cariño hacia ustedes
mis queridos “retros”
una eternidad…

La partida del destacado periodista Víctor Toro

El destacado periodista y maestro de periodistas Víctor Toro Cárdenas falleció el sábado 10 tras complicaciones en su estado de salud.
Toro ganó el Premio Nacional de Periodismo en 1990 y presidió la Asociación de Periodistas de La Paz en los períodos 1982-1986 y 2002-2004.
El periodista fue presidente del directorio de la Fundación para el Periodismo, una institución abocada a la formación de periodistas.
Ejerció las funciones de director del desaparecido periódico Hoy, entre otros cargos de responsabilidad, y era un reconocido defensor de la libertad de expresión y de la libertad de prensa.
“Mis más profundas condolencias a la familia de Víctor Toro, gran periodista. Tuve el privilegio de seguir su trabajo y compartir iniciativas en la Asociación de Periodistas. Fue merecido Premio Nacional de periodismo”, escribió en su cuenta de Twitter el expresidente Carlos Mesa.
“Victor Toro Cárdenas era un maestro cabal. Se tomaba el tiempo y la dedicación para corregir cada una de las noticias que los estudiantes redactábamos en clases. Se quedaba hasta que cada pieza escrita cumplía con los estándares mínimos para publicarse. Luego me tocó escribir bajo su dirección para el periódico Hoy y no puedo recordar verlo destemplado, ni siquiera molesto. Con la misma dedicación sugería enfoques, aconsejaba fuentes, ajustaba titulares… acompañaba cada paso de la elaboración del diario. Si había que quedarse, se quedaba. No dejaba que su jerarquía en la redacción le aleje de la noticia”, escribió en su sitio de Facebook el periodista Arturo Choque.
“Víctor fue director del periódico Hoy y jefe de redacción y redactor en varios otros medios nacionales”, señala un editorial de Página Siete.
“Toro fue un periodista infatigable: hasta pocas semanas antes de que su salud decayera irremediablemente, inauguraba talleres, impulsaba nuevos proyectos y estaba atento a las innovaciones del mundo periodístico en la Fundación para el Periodismo, de la cual era Presidente del Directorio.
Finalmente, el editorial de Página Siete califica a Toro y al ganador del Premio Nacional de Periodismo 2017, Juan Cristóbal Soruco, como “paladines del periodismo”.

Página web de la APLP sufre intentos de hackeo

La página web de la Asociación de Periodistas de La Paz (APLP) sufrió al menos 10 intentos de hackeo, denunció el presidente de esa institución, Nelson Martínez Espinoza.

Martínez informó, tras recibir un informe técnico, que hackers intentaron vulnerar los mecanismos de seguridad de la página web (http://aplp.org.bo/)  que la institución publica.

En las últimas horas, la APLP se pronunció contra las amenazas de muerte contra periodistas de Radio Líder y emitió un programa en la radio digital de la APLP, APLP Radio, sobre esas denuncias.

Según las investigaciones de Radio Líder, se verificó que las amenazas procedían de un teléfono registrado a nombre del alcalde de Achacachi, Édgar Ramos Laura, del MAS, desde la localidad de Warisata.

En el programa de APLP Radio, la periodista Roxana Lizárraga denunció un amedrentamiento sistemático y acciones de asfixia económica contra Cabildeo, el programa de la periodista Amalia Pando que se difunde por Radio Líder.

Martínez afirmó que los intentos de hackeo no impedirán que la APLP continúe con sus acciones de defensa intransigente de la libertad de expresión en el país.

Juan Cristóbal Soruco es el Premio Nacional de Periodismo 2017

Juan Cristóbal Soruco Quiroga es el ganador del Premio Nacional de Periodismo 2017, que anualmente otorga la Asociación de Periodistas de La Paz (APLP).  Se trata del principal  y más antiguo reconocimiento periodístico a una trayectoria de vida y de trabajo en los medios de comunicación. Soruco fue postulado por la Asociación de Periodistas de Cochabamba.

 

Desde 1989, la APLP premió a periodistas de la talla de Alberto Zuazo, Huáscar Cajías, Ana María Romero de Campero, Mario Castro, Jorge Canelas y José Gramunt, entre otros destacados periodistas bolivianos.

 

Juan Cristóbal Soruco Quiroga es licenciado en Comunicación Social de la Universidad Católica Boliviana “San Pablo” (UCB).

 

Actualmente es director del periódico Los Tiempos de Cochabamba. Ha sido, además, director del Departamento de Ciencias de Comunicación Social de la UCB “San Pablo” de La Paz, y director de los periódicos Presencia, La Razón y La Prensa de La Paz, del Centro de Documentación e Información, CEDOIN, y director adjunto de la empresa de comunicación estratégica “Extend”, así como consultor en varias organizaciones.

 

El Premio Nacional de Perioidismo 2017 ha escrito varios ensayos sobre comunicación social y también es candidato a maestrante en Derecho Constitucional en la Universidad Andina Simón Bolívar.

APLP denuncia amenazas y hostigamiento contra Radio Líder

La Asociación de Periodistas de La Paz (APLP), mediante un comunicado conjunto con la Asociación Nacional de Periodistas de Bolivia fechado el 23 de noviembre, denunció las amenazas de muerte y hostigamiento que reciben periodistas de Radio Líder por su trabajo.

“Denunciamos a la opinión pública nacional e internacional las amenazas de muerte y hostigamiento al trabajo periodístico que gente inescrupulosa realiza a los colegas de radio Líder”, expresa el comunicado público.

Las instituciones periodísticas exhortan al fiscal a cargo de una denuncia interpuesta por Radio Líder “a que realice todas las acciones necesarias para dar con los autores directos de estas amenazas y así procurar justicia”.

“Asimismo, denunciamos que tales amenazas y hostigamiento se efectúan, de acuerdo con la información constatada por radio Líder, con uno de los teléfonos celulares del alcalde de Achacachi, Édgar Ramos Laura, desde la localidad de Warisata”, señala el citado texto.

El comunicado termina con un pedido: “Exigimos al Gobierno las garantías necesarias para nuestros colegas y hacemos responsable directo al alcalde Ramos por cualquier acción en contra de los periodistas de radio Líder”.

El recurso para la reelección del Presidente en 10 preguntas

¿Control de convencionalidad? ¿Control de constitucionalidad? ¿Qué es lo que plantea el oficialismo, mediante el recurso de inconstitucionalidad abstracta ante el Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP), para la anulación del límite a la reelección del presidente Evo Morales? La pretensión, presentada el 18 de septiembre y admitida por el TCP el 29 de septiembre, es más fácil de comprender bajo un esquema de 10 preguntas y respuestas.

1.¿Qué es un recurso de inconstitucionalidad abstracta?

Es una acción de defensa contemplada en la Constitución Política del Estado (CPE) o, también, un poder jurídico que tienen determinados sujetos de derecho de acudir al Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP) para pedir que se declare la inconstitucionalidad de toda disposición incluida en una ley, decreto o cualquier resolución no judicial que sea contraria a la CPE; sólo pueden iniciar esta acción el Presidente, los integrantes de la Asamblea Nacional Plurinacional o de los órganos legislativos autónomos –asambleas departamentales, concejos municipales y autonomías indígenas-, las máximas autoridades ejecutivas de los gobiernos autónomos, así como el Defensor del Pueblo.  La CPE otorga este poder jurídico a toda persona individual o colectiva afectada por una norma jurídica contraria a la Constitución, pero el Código Procesal Constitucional determina que sólo las autoridades nombradas líneas arriba pueden iniciar esta acción.

2.¿Qué solicita el recurso de inconstitucionalidad abstracta presentado por el oficialismo el 18 de septiembre?

El recurso, presentado por 11 diputados –nueve oficialistas y dos opositores hoy aliados-, pide que el TCP dicte una sentencia que declare la inconstitucionalidad de cuatro artículos de la Ley 026 o Ley Electoral (52.III, 64.d), 65.b),71.c) y 72.b), que limitan la reelección del Presidente y del Vicepresidente, de los gobernadores y asambleístas departamentales y de los alcaldes y concejales, a una sola vez de manera continua.
También solicita la inaplicabilidad de cuatro artículos de la CPE (156, 168, 285.II y 288)  que limitan la reelección del Presidente y del Vicepresidente, de los gobernadores y asambleístas departamentales y de los alcaldes y concejales, a una sola vez de manera continua.

3.¿En qué se fundamenta el pedido de los diputados?

El argumento central del recurso es afirmar que los cuatro artículos de la CPE y los cuatro de la Ley Electoral, que limitan la reelección del Presidente y de otras autoridades a una sola vez de manera continua, vulneran el derecho humano y, en particular, el derecho político a elegir y a ser elegido que establece la Convención Americana sobre Derechos Humanos o Pacto de San José de Costa Rica para todos los ciudadanos de los Estados que han firmado ese acuerdo; los artículos vulnerados del Pacto, afirman los diputados, son el 1.1,23,24 y 29. Además, alegan que los citados artículos de la CPE y de la Ley Electoral violan los artículos 26 y 28 de la CPE sobre los derechos políticos a elegir y a ser elegido. En otras palabras, mientras el Pacto establece un ejercicio amplio del derecho humano y político a elegir y ser elegido, los nombrados artículos de la CPE y de la Ley Electoral restringen ese derecho al poner límite a la reelección.

4.¿Por qué los diputados mencionan a la Convención Americana sobre Derechos Humanos o  Pacto de San José de Costa Rica en este recurso ante el TCP?

Es otro de los aspectos centrales del recurso de los diputados. El Pacto de San José de Costa Rica es una convención internacional que obliga a los países de las Américas que lo han firmado y ratificado a respetar sus cláusulas sobre derechos humanos y toda la institucionalidad creada para salvaguardarlos. El Pacto fue aprobado y ratificado por Bolivia mediante la Ley 1430 de 11 de febrero de 1993.
Desde 1969, cuando entrara en vigor, el Pacto de San José de Costa Rica es el pilar del sistema interamericano de protección de los derechos humanos, cuyos dos órganos principales son la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CorteIDH), un tribunal que emite sentencias sobre casos que se someten a ella y que interpreta los alcances de la Convención.

5.Las actividades de la CorteIDH, ¿en qué afectan al país?

Como ha sucedido en todos los países de la región, tras incorporar los tratados de derechos humanos a la CPE en 2009, mediante el párrafo II del artículo 410, en la cúspide del ordenamiento jurídico boliviano hay una doble fuente, una interna y otra internacional: la CPE y los tratados de derechos humanos, entre ellos el Pacto de San José de Costa Rica; esa doble fuente se denomina Bloque de Constitucionalidad, que ha transformado al país en un Estado Constitucional Convencionalizado. Según especialistas en Derecho Constitucional, en este nuevo paradigma de Estado no prima el principio de jerarquía, como en el caso de la supremacía constitucional, sino el de la eficacia de los derechos humanos, que exige la aplicación de la norma más favorable en la protección de los derechos humanos. Por tal razón, el recurso también apela al artículo 256 de la CPE, que expresa que los tratados que declaren derechos humanos más favorables a los ciudadanos se aplicarán de manera preferente a la Constitución.
La principal misión y actividad de la CorteIDH es efectuar un permanente control para que no se violen las cláusulas de la Convención; efectúa esta tarea mediante el control de convencionalidad, que consiste en realizar una suerte de inspección para que en los países del Pacto de San José de Costa Rica no se vulneren los derechos humanos expresados en su articulado. Tal control puede ser concentrado y difuso; la CorteIDH ejerce el control concentrado de convencionalidad, mediante las sentencias de los casos que son sometidos a ella y las interpretaciones de las normas del Pacto, mientras que el control convencional difuso debe ser ejercido por los órganos del Poder Judicial de los países que han incorporado el Pacto a la CPE; es decir, al momento de emitir una sentencia los magistrados y jueces bolivianos tienen que verificar que su decisión no vulnere la CPE ni el Pacto.

6. ¿Es lo mismo un control de constitucionalidad que un control de convencionalidad?

Debido al Bloque de Constitucionalidad, los magistrados y jueces bolivianos no sólo están obligados a aplicar las normas vigentes del ordenamiento jurídico interno o nacional, sino que también están sometidos a las disposiciones consagradas en el Pacto de San José de Costa Rica y a las interpretaciones que haya efectuado la CorteIDH sobre estas cláusulas; es decir, deben considerar el conjunto de fallos –la jurisprudencia- de la CorteIDH  y de sus interpretaciones, para que sus resoluciones no sean contrarias o repugnantes al Pacto. En consecuencia, al momento de emitir un fallo sobre determinado caso el juez o magistrado boliviano debe evitar que su decisión no sólo sea contraria a la CPE, lo cual implica un control de constitucionalidad, sino también al Pacto de San José de Costa Rica, lo que en otras palabras significa efectuar un control difuso de convencionalidad. En los hechos, el control de constitucionalidad y el control difuso de convencionalidad se efectúan simultáneamente y son equivalentes.

7. ¿Qué ocurre si una ley y disposiciones de la propia Constitución son contrarias al Pacto?

La principal tarea de la CorteIDH consiste en cotejar la norma de derecho interno con la Convención y detectar si la primera vulnera a la segunda o no, lo cual se denomina control de convencionalidad; en esta tarea, la CorteIDH ha determinado que los jueces del derecho interno están obligados a efectuar el control de convencionalidad (caso Almonacid Arellano vs Chile, de 2006); también han resuelto que este control tiene que efectuarse de oficio (caso Trabajadores cesados del Congreso vs Perú, de 2006) y que debe ser ejercido por todos los funcionarios del Estado (caso Gelman vs Uruguay, de 2011). Si se verifica la violación del Pacto, la CorteIDH lo hace saber al país infractor para que modifique los actos ejecutados por cualquiera de sus poderes –en el caso de Bolivia, cuatro poderes-, con el fin de que no incurra en responsabilidad estatal.
El control de convencionalidad, según los tratadistas en Derecho Constitucional, juega un doble papel: en primer lugar, un rol represivo, que obligaría a los jueces nacionales a inaplicar las normas internas, incluso las constitucionales, opuestas al Pacto y a las interpretaciones de la Convención que ha efectuado la CorteIDH, y, en segundo, un rol constructivo, de carácter armonizante y adaptativo, que obliga a los jueces a interpretar, en sus sentencias, el derecho interno de conformidad con el Pacto y a las interpretaciones de la Convención que ha realizado hasta la fecha la CorteIDH.
La solicitud de inaplicar los artículos 168 y otros de la CPE implica el pedido de que se aplique con preferencia el artículo 23 de la Convención frente a esas disposiciones constitucionales.

8. A la luz del control de convencionalidad, ¿qué plantea el recurso de inconstitucionalidad abstracta para la reelección del Presidente?

Considerando el Bloque de Constitucionalidad, los diputados denuncian que hay una contradicción entre los artículos de la CPE y de la Ley Electoral que limitan la reelección a una sola vez de manera continua y el artículo 23 del Pacto sobre el derecho humano y político a elegir y ser elegido; argumentan que la norma convencional es más amplia; en suma, insisten en que el artículo 23 del Pacto no restringe el derecho a votar y la oportunidad de ser candidato, que conforman el derecho de participación. Al haberse limitado la reelección, también se vulneran los artículos 26 y 28 de la propia CPE sobre los derechos políticos, lo cual configura una antinomia o contradicción interna constitucional; los cuatro artículos de la Ley Electoral, al fundamentarse en los cuatro preceptos constitucionales sobre la limitación a la reelección, son inconstitucionales, afirman, y piden que se inapliquen las cuatro normas constitucionales nombradas.
Para sustentar este pedido, citan anteriores fallos o jurisprudencia de la CorteIDH que, en opinión de los diputados oficialistas, sustenta el pedido de inaplicar el artículo 168 y otros tres de la CPE.
También otorgan gran despliegue a las sentencias judiciales en tres países centroamericanos –Costa Rica, Nicaragua y Honduras- que favorecieron la reelección presidencial, sin que intervinieran el poder constituyente, la asamblea legislativa o se llevara a cabo un referendo; el factor común de las tres decisiones judiciales, según los diputados, es que las decisiones de los jueces eliminaron restricciones al ejercicio pleno de los derechos políticos.

9. ¿Por qué el recurso de los diputados asegura que el artículo 23 del Pacto tiene la condición numerus clausus?

Sostienen que, como expresa el párrafo 2 del artículo 23 del Pacto de San José de Costa Rica, los derechos políticos sólo pueden ser regulados o restringidos por edad,  nacionalidad, residencia, idioma, instrucción, capacidad civil o mental o condena, por juez competente, en proceso penal. Esto implica, por ejemplo, que la norma puede definir que el voto es desde los 18 años o bien que un candidato al Legislativo debe contar con un mínimo de 21 años, etc.
Alegan que la disposición es numerus clausus porque señala explícita y taxativamente las causas por las cuales se puede regular y limitar los derechos políticos; en ningún caso se expresa, aseguran, que la reelección, por una sola vez de manera continua o indefinida, es una limitante, para el Pacto, de los derechos políticos; por tanto, concluyen, restringir los derechos políticos en la CPE mediante la reelección por una sola vez de manera continua es inconvencional.

10. ¿Cuál es el mejor escenario para el recurso de inconstitucionalidad abstracta?

Que el Tribunal Constitucional Plurinacional dé curso a la solicitud de los diputados oficialistas, bajo el argumento de que debe “armonizar” el derecho interno con el Pacto, para evitar que el país incurra en responsabilidad estatal. Lo que, en otras palabras, equivale a evitar que se vulnere el derecho humano y político del Presidente y de otros funcionarios. Habrá que esperar el plazo de ley -45 días hábiles desde la admisión de la demanda- para conocer los términos del fallo del TCP (Marco Zelaya, periodista).

Convocan al Premio Plurinacional Eduardo Abaroa 2017

Con el objetivo de incentivar, promover y difundir las diversas expresiones artístico-culturales de Bolivia, y para contribuir a la creación y rescate de las mismas, el Gobierno ha convocado al Premio Plurinacional Eduardo Abaroa 2017.

Los premios, según las categorías y puestos, van desde Bs 10 mil hasta Bs 50 mil.

Según la convocatoria, se recibirán las distintas postulaciones hasta las 18:30 del jueves 23 de noviembre de este año y la premiación tendrá lugar el 23 de marzo de 2018. Para mayor información, consulte las bases de este concurso en el siguiente enlace:

http://minculturas.gob.bo/index.php/convocatorias/convocatorias/3104-convocatoria-2017-premio-plurinacional-eduardo-abaroa

Desde Bolivia: Reporteras populares, lideresas de micrófono en alto

Vivian Lavín, Diario y Radio U de Chile

“Llévame a Chile, hermanita”, dice Elena Miranda. Ella es una señora de pollera, como se les llama en Bolivia, a esas mujeres que visten faldas abultadas y coloridas que lucen sobre sus cabezas un coqueto y empinado sombrerito desde donde cuelgan sus largas trenzas negras. Son las cholas y están en los estudios de la Radio comunitaria Atipiri, ubicada en la ciudad de El Alto, en Bolivia. Atipiri significa vencedores, en lengua aymara, que debiéramos traducir para los efectos de este relato como vencedoras.

Una veintena de mujeres aymara están en la estación radial ubicada en la ciudad de El Alto, una urbe que naciera como un campamento y que hoy equipara en población a su vecina La Paz, con más de un millón 200 mil habitantes, pero la supera en altura, empinándose sobre cuatro mil metros de altura. Han llegado temprano luciendo sus pollerudas vestimentas tradicionales y sobre ellas una chaquetilla de color café claro, como las que utilizan los reporteros gráficos, sin mangas y amplios bolsillos, con un bordado en la espalda que las identifica como Reporteras populares de este medio de comunicación comunitario, que desde hace 15 años transmite a través del 840 de la Amplitud Modulada.

Están todas en el estudio de salida al aire, pero por los parlantes ahora suena música programada. Hasta hace minutos, la directora y periodista de Radio Atipiri, Tania Ayma Calle, transmitía en vivo su programa sabatino, y tuvo como invitadas a su colega boliviana Zulema Alanes, de la legendaria Agencia de Noticias FIDES (ANF), a la reportera popular Nieves Quispe y a la chilena que suscribe. Las cuatro mujeres hablaron sobre oficio radial, derechos de las mujeres y también del mar. En la mesa donde estaban los micrófonos, ahora han dispuesto un aphtapi, un almuerzo comunitario en el que todas han aportado con algo: carne, pescaditos, papas, trigo y arroz. Sus manos, las mismas que prepararon los alimentos, hacen ahora de pequeños recipientes donde van poniendo las pequeñas porciones que van comiendo con calma mientras cuentan su experiencia radial y sus deseos de saber más y viajar.

Es sábado al mediodía y recién han terminado una de las sesiones del taller que la periodista especializada en medios y redes digitales Noelia Rendón, les dicta desde hace unos meses a este particular grupo de señoras. La capacitación se inserta dentro del proyecto Por el ejercicio pleno de los Derechos Políticos, económicos y sexuales de las mujeres, que ofrece el Centro de Educación y Comunicación para Comunidades y Pueblos Indígenas (CECOPI), en un convenio con la cooperación sueca. Radio Atipiri es parte del Centro ubicado en una casa esquina de tres pisos donde el oxígeno escasea si se trata de pulmones acostumbrados a las honduras, pero no en aquellos cuyos ancestros se codean con las nubes desde hace milenios.

El lugar fue creado por el visionario comunicador, ministro de Educación en el gobierno de Carlos Mesa G., y tío del actual presidente Evo Morales Ayma, Donato Ayma Rojas, quien ya no está. Su trágica muerte hace casi un año, ha dejado a su hija Tania y a las reporteras conmocionadas, pero conscientes de que deben continuar su legado con el compromiso, entusiasmo y disciplina que él les inculcó.

Nieves lo recuerda enternecida. Ella es una joven de Jesús de Machaca, un pueblo distante a unos 160 kilómetros de La Paz, donde dejó el pastoreo y el cultivo, para venirse hasta El Alto. Un cambio de vida radical para una joven aymara a la que no le tiembla la voz a la hora de participar en el programa radial “Yo siempre te he oído, ahora te toca escucharme”, junto a sus “hermanas”, como se llaman entre mujeres. Ese es  de los muchos programas realizados por la Red de Reporteras Populares formadas en Radio Atipiri, para los que elaboran notas de diverso tipo, que editan y sacan al aire cada semana ellas mismas. A Nieves le brillan los ojos cuando recuerda a don Donato, pero más cuando habla de lo que para ella significa estar frente al micrófono y de lo mucho que ha aprendido. Toma un palo selfie y comienza a sacar fotos mientras las mujeres reparten el aphtapi y comentan lo que Noelia les ha enseñado hoy, como es abrir una cuenta en Facebook para lo que han descubierto que, primero deben tener un correo electrónico personal. Muy pronto podrán publicar sus trabajos en el muro de Radio Atipiri y compartirlos con públicos insospechados.

Se las ve radiantes. Muchas de ellas ya andan con sus celulares con conexión a internet y hace unos días, no se amilanaron y aceptaron la invitación que les extendió la Asociación de Periodistas de La Paz junto a la Fundación Konrad Adenauer para participar en un Seminario para Mujeres periodistas, en un elegante y céntrico hotel de La Paz. Ellas quieren ser parte de la Asociación, y con desazón aceptan la imposibilidad ya que se trata de organismos gremiales de profesionales de la prensa, en tanto ellas, solo tienen el oficio.

Su entusiasmo sobrecoge y emociona al verlas atentas tomar apuntes y grabar con sus teléfonos, grabadoras digitales e, incluso, con antiguas grabadoras de cinta. Todo sirve para estas ávidas reporteras que en Radio Atipiri han encontrado no solo un oficio, sino una forma de ser consideradas y respetadas por sus propias familias y las comunidades a las que pertenecen.

A escondidas

Los frutos están a la vista y han sido producto de un largo proceso con dos hitos importantes, cuando Donato Ayma funda CECOPI, en el año 1997, y cuando decide radicarse en El Alto y ampliar el proyecto con una radio comunitaria llamada Atipiri, en 2004. En la primera etapa, fueron cursos esporádicos, pero a partir de 2004, su hija Tania, periodista de la Universidad Católica San Pablo de La Paz y con estudios de post grado en universidades europeas, le imprime un enfoque de género permitiendo que un promedio de 100 mujeres se capaciten cada año como reporteras populares, incluso trescientas en el año 2010, con talleres sobre Autoestima, Género, Liderazgo, Derechos políticos, Comunicación radiofónica y Redes Sociales, como en esta oportunidad. Pero no solo eso. Además, de Comunicación y Radio, “ofrecemos cursos de Confección de polleras y de panadería, para que las mujeres logren tener recursos por su cuenta y accedan a la autonomía económica sin dejar a sus hijos, ya que ambos trabajos los pueden hacer en sus casas. La idea es formar comunicadoras y reporteras populares también como una estrategia de lucha contra las violencias que las mujeres vivimos. Empoderarlas, que pierdan el miedo a hablar en público y conozcan sus derechos. Eso las hace lideresas que pasarán de una situación pasiva a una reflexiva”, explica Tania.

Pero tampoco ha sido fácil. Muchas de ellas, se inscribieron en los cursos a escondidas de sus maridos y hasta hace poco tiempo, Tania ha tenido que ir a explicarles a algunos de ellos, que han llegado hasta las puertas del Centro siguiendo en secreto a sus mujeres, que lo que allí aprenden será de gran beneficio para el grupo familiar.

Y es que las señoras de pollera no solo han perdido el miedo a hablar en público o frente al amenazante micrófono. “Hemos aprendido sobre nuestros derechos y a que nos respeten”, dice Elena.

Quieren saber sobre Chile, cómo es, quieren viajar hasta allá. “Llévame a Chile, hermanita”, me dice Elena.

Los planes más cercanos son llevar a un grupo de ellas mucho más lejos, hasta España, donde se especializarán en el oficio de reporteras radiales.

Chile tendrá que esperar. Desde hace tiempo que Bolivia y Chile parecieran estar muy lejos, querida hermana.

 

Un acuerdo excluye a periodistas de norma penal sobre mala praxis

Un acuerdo establecido el 10 de octubre entre los presidentes de las dos cámaras de la Asamblea Legislativa Plurinacional y representantes de la prensa excluyó a los periodistas del alcance del polémico artículo 200 del proyecto de nuevo Código Penal.

Tras el convenio, el mencionado artículo expresa que esta disposición sólo se aplicará a personas que en el ejercicio de su profesión, oficio o actividad tengan una posición de garantes con respecto a la salud o integridad física de quienes están bajo su responsabilidad.

En consecuencia, la norma, incluida en el Código Penal en actual tratamiento, no incluye a los periodistas, cuya actividad se regula por la Constitución Política del Estado, la Ley de Imprenta y códigos de ética periodística.

De acuerdo con el texto de consenso para ese precepto penal, la conducta que incurra en un daño a la salud o integridad física por mala práctica, por infracción a un deber objetivo de cuidado, por imprudencia, negligencia, impericia, inobservancia de protocolos, reglamentos o los deberes inherentes al ejercicio de una profesión, oficio o actividad será sancionada con reparación económica y cumplimiento de instrucciones judiciales.

La redacción acordada es la siguiente:

“Artículo 200 (Daño a la salud o integridad física por mala práctica). I. La persona que, en ejercicio de su profesión, oficio o actividad cause daños a la salud o integridad física de otra persona, por infracción a un deber objetivo de cuidado, por imprudencia, negligencia, impericia, inobservancia de los protocolos, reglamentos o los deberes inherentes al ejercicio de su profesión, oficio o actividad será sancionada con reparación económica y cumplimiento de instrucciones judiciales.

  1. No constituirá infracción penal cuando el ejercicio de la profesión no implique una posición de garante respecto de la salud o la integridad física”.

Otro acuerdo

También, en la misma reunión, se arribó a un segundo acuerdo sobre la norma penal que regula los delitos contra la libertad de prensa.

Antes, estos delitos contra la libertad individual estaban incluidos en el Artículo 296, que expresaba lo siguiente:

“Artículo 296 (Delitos contra la libertad de prensa).- Será sancionado con reclusión de seis (6) meses a tres (3) años y multa de treinta (30) a doscientos (200) días el que ilegalmente impidiere o estorbare la libre emisión del pensamiento por cualquier medio de difusión, así como la libre circulación de un libro, periódico o cualquier impreso”.

Luego del convenio alcanzado ayer, el texto de consenso es el siguiente:

“Artículo 196 (Delitos contra la libertad de expresión y de prensa).- La persona que, ilegalmente, impida o estorbe la libre emisión del pensamiento expresado por cualquier medio de comunicación, de difusión u otro, será sancionada con prisión de uno a tres años y reparación económica.

En la misma sanción incurrirá la persona que ilegalmente impida o estorbe la circulación, emisión y difusión de libros, periódicos o cualquier otro medio escrito o audiovisual, electrónico o digital.

La sanción será agravada en un tercio, cuando se impida o estorbe el libre acceso a la información o el derecho a la comunicación de manera individual o colectiva, salvo las limitaciones establecidas por ley”.

En la referida reunión, la Asociación Nacional de la Prensa de Bolivia, ANP, planteó, como un cuarto parágrafo del Artículo 196, que los periodistas, comunicadores y medios de comunicación que, en el ejercicio de sus funciones, vulneren disposiciones relativas a su actividad sean procesados por la Ley de Imprenta, pero se determinó no incluir dicha propuesta que ya está expresada tanto en la Constitución Política del Estado como en la propia Ley de Imprenta.

CONTACTOHOY.COM.MX

Asesinan a tiros a un reportero gráfico en el suroeste de Colombia

La Policía indicó que de momento se descarta que el asesinato fuera por asuntos relacionados con su profesión. “Estamos analizando una información que apunta a un problema personal”, se dijo.

EFE|28|08|2017
Sicarios que se movilizaban en una motocicleta asesinaron en la población colombiana de Palmira (suroeste) a Elmer Agudelo, de 55 años, reportero gráfico del diario El País, de Cali.

El comandante de la Policía en Palmira, el coronel Mauricio Alberto García Cifuentes, aseguró a ese rotativo que reportero gráfico fue tiroteado cuando charlaba con familiares en el antejardín de su casa. Detalló que «una persona, con casco puesto, descendió de una motocicleta y disparó en tres oportunidades al fotógrafo, resultando herido en el cuello y tórax».

El mando policial indicó que de momento se descarta que el asesinato fuera por asuntos relacionados con su profesión.

«Estamos analizando una información que apunta a un problema personal que habría tenido con otra persona en el mes de mayo. Nos encontramos indagando con los fiscales porque parece que hay una denuncia instaurada», indicó.

Según el coronel García, el fotógrafo «fue auxiliado y remitido a la Clínica Palmira, donde murió por la gravedad de las heridas».

Igualmente dijo que las autoridades ofrecen una recompensa de hasta diez millones de pesos (unos 3.430 dólares) por información que permita capturar a los responsables del asesinato.

Agudelo estaba vinculado en con diario El País desde 2007 como corresponsal en Palmira, ciudad en la que residía desde hacía varios años. En años anterior Agudelo había sido “freelance” para El País y también para el tabloide Q’Hubo.