@EjeCentral

Un periodista de un diario ruso es asesinado en Siberia

Un comité de investigación local señaló que su muerte -por arma de fuego- pudo haber sido motivada por su trabajo.
Agencias/
El redactor jefe del diario local Ton-M en Siberia, Dmitri Popkov (42), crítico del gobierno, fue asesinado a tiros, informaron las autoridades este jueves. Un comité de investigación local señaló que su muerte pudo haber sido motivada por su trabajo. Informó que el cuerpo tenía heridas de bala y fue hallado frente a su casa en la ciudad de Minusinsk, una localidad situada a 440 kilómetros al sur de Krasnoyarsk, en Siberia.

Ton-M, fundado por Popkov en 2014, es una de las pocas publicaciones regionales que ha criticado abiertamente a las autoridades locales y funcionarios del partido Rusia Unida respaldado por el Kremlin.

Popkov es el segundo periodista ruso asesinado en lo que va de año. Fue brevemente miembro del concejo municipal de Minusinsk hasta que fue destituido.

A finales de abril, el reportero Nikolai Andruchshenko murió en San Petersburgo como consecuencia de una violenta agresión que sus colegas consideraron que fue motivada por el carácter sensible de sus investigaciones sobre corrupción.

“La investigación contempla varios móviles para este asesinato, entre ellos que pueda haber sido motivado por las actividades profesionales de la víctima”, declaró el comunicado del comité de investigación.

Por su parte, el Ministerio del Interior acordonó la zona y anunció la apertura de una investigación por “asesinato”.

Rusia ocupa el lugar 148 en la clasificación mundial de la libertad de prensa establecida por la organización Reporteros Sin Fronteras, por detrás de México, Zimbabue, Honduras, Argelia o Venezuela.

En la mayoría de los casos, las investigaciones policiales sobre las agresiones a periodistas no dan resultados.

El caso más conocido es el de la periodista opositora Anna Politkovskaya, asesinada en Moscú el 7 de octubre de 2006. Cinco hombres, cuatro de ellos chechenos, fueron condenados a severas penas de cárcel por su muerte, pero la justicia nunca identificó al autor intelectual de este asesinato.

AFP

Denuncian que candidato republicano agrede a un periodista

Un reportero de The Guardian dijo que Greg Gianforte le tiró al suelo cuando se le acercó a hacerle una pregunta.

elpais.com/ Los Ángeles / Pablo Ximénez de Sandoval
La elección especial a congresista por Montana, que se celebra este jueves, dio un giro inesperado el miércoles por la tarde cuando el candidato republicano, Greg Gianforte, supuestamente agredió a un periodista internacional delante de testigos. Ben Jacobs, reportero del diario británico The Guardian, aseguró que Gianforte le había tirado al suelo violentamente cuando se le acercó a hacerle una pregunta. El sheriff local investiga los hechos como agresión.

Sobre las 19.30 de la tarde, hora de Washington, Jacobs tuiteó: “Greg Gianforte me acaba de arrojar al suelo y me ha roto las gafas”. Poco después publicó un audio del incidente captado por una televisión. En él, se le oye preguntar al candidato republicano por su opinión sobre el informe del Congreso sobre los efectos de la ley sanitaria de los republicanos, conocido el miércoles por la mañana. Gianforte elude la pregunta. Cuando Jacobs insiste, se oye un tumulto y a Gianforte gritando: “¡Estoy harto de vosotros!”. Después se oye a Jacobs decir acongojado: “Me acabas de arrojar al suelo y me has roto las gafas”, y pide a los presentes que le den sus nombres como testigos.

La palabra en inglés que utiliza Jacobs es body-slam, que es el gesto de agarrar a alguien y arrojarlo violentamente contra el suelo, como en las peleas de lucha libre.

El equipo de campaña de Gianforte publicó un comunicado en el que dice que Jacobs “entró en la habitación sin permiso, plantó una grabadora en la cara de Greg de forma agresiva y empezó a hacer preguntas impertinentes”. Según esta versión, el candidato “le pidió que bajara la grabadora y Jacobs se negó”. Entonces intentó coger el teléfono, Jacobs a su vez le agarró de la muñeca “y los dos cayeron al suelo”. En la grabación no se oye a Gianforte pedir a Jacobs que baje el teléfono.

Los que estaban allí presentes eran un equipo de Fox News de tres personas que iban a entrevistar al candidato. La periodista Alicia Acuna publicó poco después su propia versión de lo sucedido, en la que describe los hechos básicamente igual que Jacobs y añade que el candidato “le agarró del cuello con ambas manos y lo arrojó al suelo”. “Nos quedamos mirando incrédulos”, dice.

Una cuarta versión de lo sucedido la proporcionó la periodista Alexis Levinson, de Buzzfeed, que estaba en la habitación. “No estoy segura de haber visto nada como esto antes”, dijo en Twitter. No vio la escena, pero la oyó desde la habitación de al lado. Vio a Jacobs en el suelo y oyó los gritos de Gianforte.

El altercado sucedió justo antes del último acto de campaña del republicano, una barbacoa popular en la localidad de Bozeman. Agentes del sheriff hablaron con el candidato y con los testigos. Gianforte abandonó el lugar sin hablar en el acto de campaña. Jacobs acudió a un hospital a que le vieran el codo sobre el que había caído al suelo. En la noche del miércoles la oficina del sheriff comunicó que investiga los hechos como una agresión.

El incidente puede ser explosivo para la que ya era de por sí una elección sorprendentemente vigilada de cerca por los dos partidos de Estados Unidos. Se trata de la elección del único congresista de Montana (un millón de habitantes) para sustituir a Ryan Zinke, que va a hacerse cargo del Departamento de Interior en el Gobierno de Donald Trump. La elección está, como dice Gianforte, “más ajustada de lo que debería” en un Estado que votó abrumadoramente por Trump y es en general conservador en las elecciones federales, pese a tener un gobernador demócrata.

El rival de Gianforte es Rob Quist, un cantante folk sin experiencia previa en política que, sin llegar a estar nunca por delante en las encuestas, ha conseguido poner nervioso al Partido Republicano. Quist ha recaudado seis millones de dólares para su campaña, según Político. El propio Trump se ha implicado en apoyo de Gianforte.

De nuevo, como sucedió en la elección especial del Distrito 4 de Georgia, una plaza que en teoría debería ser segura para los republicanos de repente está en el aire por la intensa movilización demócrata que ha provocado la presidencia de Trump. También por el propio peso que Trump supone para los suyos, que tienen que enfrentarse a preguntas sobre Rusia, los recortes sociales o una reforma sanitaria difícil de defender. Así, una elección marginal como debería ser la del congresista por Montana es este jueves el centro de la tensión de Washington, una nueva prueba para ver cuál va a ser el efecto de Trump en las elecciones legislativas de 2018.

archivodigital

Correa rompe ejemplar de un diario a días de su relevo

“El más grande adversario (del gobierno) ha sido esa prensa corrupta”, dijo. Llamó a los ecuatorianos a dejar de comprar periódicos.

APLP / La Paz / 20-05-17
El presidente del Ecuador, Rafael Correa, rompió este sábado (20) un ejemplar del diario La Hora, a pocos días de su relevo por Lenín Moreno, previsto para el miércoles 24 de mayo, en una de sus últimas apariciones como Jefe de Estado.

Fustigó a la prensa al dar su último informe semanal de labores. “A estas alturas de mi vida no voy a guardar las formas en estas cosas, digo las cosas frontalmente. El más grande adversario (del gobierno) ha sido esa prensa corrupta, mercantilista que nos ha tratado de engañar permanentemente”, expresó Correa en su último resumen de actividades realizado desde la ciudad de Guayaquil, según reporte de la agencias AFP.

Tras criticar a un canal de televisión que “sacó un compendio de lo peor de los enlaces ciudadanos”, Correa -que ha mantenido una relación tensa con un sector de la prensa- rompió un periódico. “Para que tengan material para el próximo lunes, aquí está diario La Hora. Entiendan que ya no sorprenden a nadie”, dijo mientras rasgaba las páginas del rotativo.

“Vamos a terminar en esta última parte del enlace, recordando la principales mentiras que impuso la prensa corrupta, nuestra más grande adversaria estos años”, dijo Correa, según el diario La Hora.
Cuestionó también que “¿para alguno de ustedes ha sido problema la ley de comunicación?” e invitó a leer los titulares para constatar las injurias que ha recibido por parte de sus “más grandes adversarios”, como los denomina.

Correa refutó que “debemos ser objetivos, no podemos inventar cosas, debemos ser muy rigurosos. Gente que se creen dueños del país, y se creen con derecho poner el programa del gobierno. Sentencian en sus titulares, no en los tribunales, eso no fortalece la democracia, eso atenta contra el estado de derecho”.

La crítica de Correa alcanzó al diario El Universo, que a su juicio también tergiversa y evidencia “mala fe”, según reporte del diario elcomercio.com “¡Para que se quejen como les dé la gana, donde les dé la gana!”, aseveró mientras rasgaba el tabloide La Hora, aludiendo a las denuncias de algunos medios sobre violaciones a la libertad de prensa desde el gobierno.

“No hay remedio, esa gente no va a cambiar, están en una lucha por el poder que tenían antes, someter a los gobiernos, hacer lo que les dé la gana”, subrayó Correa, quien en cambio llamó a comprar el diario El Telégrafo, actualmente gestionado por el Estado. El punto más álgido de la disputa del presidente con los grandes medios fue la condena, el pasado 16 de febrero, a tres años de cárcel y el pago de 40 millones de dólares contra tres directivos y un ex editor de El Universo, a quienes demandó por injuria, aunque once días después pidió anular la pena.

Correa sugirió boicot
El presidente Correa también llamó a los ecuatorianos a hacer un boicot dejando de comprar periódicos y de ver canales de televisión a los que acusó de atacarlo con mentiras para recuperar el poder que tenían antes de su gobierno.

“Podríamos realizar un boicot ciudadano a esta prensa. Tenemos 80% de apoyo popular. ¿Cómo podemos colaborar con la revolución ciudadana? No compren esta prensa corrupta ni para hacer cangrejadas ni para madurar aguacates”, dijo Correa en su informe semanal de labores, según reporte del diario elcomercio.com

El mandatario indicó que esta “campaña” debería emplear redes sociales como Twitter, además de mensajes por teléfono y en la calle, y expresó que “ojalá dejen de ser tan rentables esos negocios”.

“Tenemos cómo defendernos, dejando de comprar esa porquería que se llaman periódicos, dejando de ver esos canales que hacen politiquería en lugar de informar”, aseveró el gobernante, enfrentado con un sector de la prensa al que acusa de intentar desestabilizarlo en favor de poderosos grupos.

AFP

A veces “hay que guardar información para seguir vivo”

Por la valentía de sus reportajes, Javier Valdez recibió premios Moors Cabot, de la Universidad de Columbia, entre otros.

clarin.com / Paula Lugones / 16-05-2017

Su voz era serena, segura, como la de quien está acostumbrado a lidiar con el peligro. En enero del año pasado entrevisté a Javier Valdez, el periodista que investigaba a los narcos mexicanos que fue acribillado ayer en Sinaloa, en medio de una ola de asesinatos de reporteros que conmueve al mundo. Lo llamé por teléfono desde Washington a Culiacán en el contexto de una entrevista que el capo narco el “Chapo” Guzmán había otorgado desde la clandestinidad al actor estadounidense Sean Penn, y que había sido publicada en la revista Rolling Stone. Valdez era un periodista muy conocido en Estados Unidos. Por sus investigaciones y la valentía de sus reportajes había recibido los premios Moors Cabot, de la Universidad de Columbia, y el de Libertad de Prensa del Commitee to Protect Journalists (CPJ), entre otros.

Pocos conocían los entresijos del narcotráfico en Sinaloa como Valdez. Fundador del semanario Riodoce, que fue atacado en 2009 por desconocidos que lanzaron una granada contra el edificio, reportero de La Jornada y autor de varios libros sobre el comercio de drogas, hablamos sobre los riesgos de ejercer la profesión en ese sitio, uno de los más peligrosos de la tierra para los periodistas. Valdez me dijo: “Es muy complicado porque no alcanza con ser valiente, ni hacer periodismo, sino saber hacer periodismo y saber cuándo vas a publicar una historia y en qué momento. No es cancelar la historia, sino saber en qué momento vas a publicarla. Te mantienes en tregua porque si la publicas te pueden matar”. Lo que sigue es un resumen de aquél diálogo.

-¿Cómo cayó entre los periodistas mexicanos en general y también en Sinaloa la entrevista de Sean Penn al Chapo, cuando la hizo alguien que no es reportero y vinculado a Hollywood?

-Obviamente nos sorprendió y fue algo espectacular. Es una seducción mutua entre dos hombres: Guzmán desde el lado delictivo y Penn por la farándula hollywoodense. Entonces, es mucho de frivolidad del espectáculo porque no hay revelaciones. Y hay una actitud ufana de Guzmán quien torpemente no midió las consecuencias de que esto trascendiera. A los periodistas de Sinaloa nunca nos hubiera dado una entrevista de este tipo.

-¿Qué le hubiera preguntado usted, por ejemplo?

-Yo le hubiera preguntado: ¿Cómo duerme? A mí me hubieran interesado más asuntos personales. Por ejemplo, si ha matado a alguien y qué significa eso. Le hubiera preguntado por temas más personales de su vida e incluso sus amores, su infancia y eso de cómo duerme es muy serio. Yo, que me entero de sus historias y las escribo, sigo oliendo los cadáveres, las exhumaciones durante días y no duermo. Yo me pregunto si él, que ordena asesinatos, puede dormir.

-¿Cómo es trabajar en Sinaloa como periodista?

-Si eres un reportero que cubres los hechos de sangre y cuentas los muertos, no es tan complicado. Pero si vas, si investigas y cuentas las historias en el medio de la muerte y recuperas los nombres y apellidos y las vidas de las víctimas y si además tratas de contar las operaciones del narco, sus complejidades, los nexos, la corrupción, es muy complicado porque tienes que aprender que parte de lo que sabes no lo puedes publicar. Y es un contrasentido porque yo no soy reportero del silencio pero en muchos casos hay que guardar información para seguir vivo. Hay que ir más allá pero es muy complicado porque uno tiene que saber quién manda en la ciudad y si se va a molestar porque publicó algo que no le gustó y me va a mandar un ramo de granadas. Entonces es muy complicado porque no alcanza con ser “valiente”, ni hacer periodismo, sino saber hacer periodismo y saber cuándo vas a publicar una historia y en qué momento. No es cancelar la historia, sino saber en qué momento vas a publicarla. Te mantienes en tregua porque si la publicas te pueden matar.

-Sean Penn le envío de alguna manera la entrevista al Chapo para ver si se la autorizaba o había algo inconveniente. ¿Esto es algo que suelen hacer los periodistas en Sinaloa como protección?

-Sí, sí, en este ambiente es más o menos común. Si vas a entrevistar a un narco, a un gatillero o a la esposa de un narco, ellos te ponen las condiciones, sólo ellos saben dónde los vas a ver y mandan a alguien más, son sus condiciones. No es sólo ir a entrevistarlo, tienes que ver cómo te rodeas para llegar a él.

-¿Cree que Penn fue demasiado condescendiente con “El Chapo”?

-Bueno, entiendo que no es periodista, que es un actor y no conoce muchas cosas que están pasando en México. Penn cedió a la idea de que el Chapo no quería hablar sobre el gobierno, algo que me parece sumamente extraño. Pero no lo culpo, en muchas ocasiones son las condiciones que te piden ellos. Obviamente, yo no hubiera permitido eso, pero él no es policía, tampoco es periodista, ni trabaja para el gobierno gringo ni el mexicano. A lo mejor lo ve como un Robín Hood y deja de lado lo otro, las víctimas, los muertos, la corrupción y esta estela apocalíptica. Siento que es un poco de alimento para el espectáculo y la frivolidad, y no tanto para el periodismo y lo que está pasando.

-Si hubieras tenido el contacto para entrevistarlo ¿lo habrías entrevistado, verdad?

-Sí, claro que sí. Pero le hubiera avisado a mis compañeros de Ríodoce y de La Jornada para tener cierto salvoconducto y también para que me orientaran sobre qué le preguntarían ellos y también por seguridad.

Infobae

Protestas en México por muerte de periodista Javier Valdez

Fue baleado el lunes en Culiacán. Otros cinco murieron en lo que va del año. Ejecutaron a 11 reporteros en 2016.

Infobae y Agencias / México
Cientos de periodistas se congregaron la noche de este martes en las afueras del Ministerio del Interior, en la Ciudad de México, para exigir justicia por el asesinato del periodista Javier Valdez Cárdenas.

El periodista fue asesinado el lunes en Culiacán, en el estado de Sinaloa. Era respetado a nivel nacional e internacional por sus libros y reportajes sobre el tema del narcotráfico.

Con la protesta en la capital mexicana se cumplió una jornada de manifestaciones y marchas en distintas ciudades del país en las que se exigió justicia para Valdez y los otros cinco periodistas muertos en lo que va del año.

“Hoy el retrato de México tiene cara de periodista asesinado”, dijo la periodista mexicana Carmen Aristegui, quien tuvo a su cargo el discurso central. “Fue el Estado”, “Gobierno fascista que asesina periodistas”, “Ni uno más”, fueron parte de las consignas que entonaron los periodistas mexicanos.

Aristegui hizo un llamado a la sociedad a no permanecer indiferente ante los asesinatos de periodistas y falta de garantías para ejercer la libertad de expresión. “No al silencio, no a la autocensura, no al miedo, tenemos que darnos un aliciente no para meternos abajo de la cama”, expresó.

Llamó a quienes “usan la palabra” para ayudar a entender a la sociedad que la muerte de un periodista es la muertes de la sociedad misma porque sin periodistas la sociedad no puede enterarse de lo qué pasa.

Los asistentes a la protesta también encendieron velas blancas en señal de luto por los periodistas muertos. Antes de finalizar proyectaron en el edificio del Ministerio imágenes con los discursos de Javier Valdez durante las distintas ceremonias en las que fue premiado.

México, país peligroso para periodistas
Javier Valdez, también colaborador de la AFP, fue asesinado este lunes, es el tercer país más peligroso del mundo para la prensa, con más de un centenar de profesionales muertos desde 2000, según Reporteros sin fronteras (RSF).

Profundo conocedor del narcotráfico, Valdez, de 50 años, fue baleado en Culiacán (Sinaloa), según una fuente judicial. Con este último asesinato, este año son cinco los periodistas muertos en el país, luego de un 2016 marcado por la cifra récord de 11 reporteros ejecutados y más 400 agresiones contra otros profesionales del gremio.

En febrero, RSF había destacado que México ocupa el tercer lugar en el mundo por el número de periodistas asesinados, detrás de Siria y Afganistán, con 99 reporteros muertos entre 2000 y 2016.
Ahora superan el centenar, luego de un mes de marzo particularmente sombrío, con tres periodistas abatidos y otro gravemente herido.

“La situación en muchos estados de México es terrible para los periodistas, con cada vez más asesinatos por parte de los cárteles, o en otros casos por encargo de políticos corruptos”, había denunciado RSF en febrero pasado.

A principios de mayo, el Comité de Protección de los periodistas (CPJ) también había advertido: el gobierno mexicano “fracasó espectacularmente” en castigar las muertes de periodistas, lo que sumergió al país en una espiral de impunidad y aumenta los riesgos para los periodistas, estimó entonces la organización.

Ante la ausencia de seguridad, el cotidiano Diario Norte, con sede en Ciudad Juarez, cesó de publicarse, luego del asesinato a fines de marzo de su periodista Miroslava Breach.

“Has tenido que enterrar colegas, ver a otros compañeros salir del país, pero cuando te toca a ti entras en pánico”, declaraba en abril a la AFP el reportero Noé Zavaleta, quien integra la lista de centenares de periodistas amenazados en este país, pero decidió “continuar trabajando” a pesar de todo.

Corresponsal del medio de investigación Proceso en remplazo de Regina Martínez, cuya muerte sigue sin dilucidarse, Zavaleta trabajó con Rubén Espinosa, reputado fotorerportero de 31 años.
Espinoza había huído de Veracruz para refugiarse en la capital federal, donde finalmente fue encontrado en julio de 2015 en un apartamento, junto a otros cuatro cadáveres. Todos habían sido ultimados de un balazo en la cabeza, con las manos atadas y huellas de tortura.

En los últimos diez años, denuncia la ONG Articulo 19, más de la mitad de las amenazas contra periodistas provienen de funcionarios, a lo que se suma una impunidad casi total: 99,75% de los casos de reporteros asesinados no han sido aclarados.

lostiempos.com

ANP denuncia ataques a algunos medios y “asfixia económica”

Según la Unidad de Monitoreo, las agresiones van en ascenso: en 2014 se registraron 23; el 2015, 28; y el 2016, 59.

ANF / La Paz / 4-05-17
La Asociación Nacional de la Prensa de Bolivia (ANP) expresó su preocupación, en el Día Mundial de la Libertad de Prensa, por los ataques registrados en contra del trabajo de periodistas y medios informativos, además de la denominada “asfixia económica”.

La ANP, que agrupa a los principales diarios, revistas especializadas y una agencia de noticias, aseguró que esas acciones vulneran el derecho de los ciudadanos a ser informados y los principios constitucionales sobre libertad de prensa y de expresión.

La organización, mediante un comunicado oficial, recordó que en 2016 se registró “una alarmante cifra de 59 agresiones verbales y físicas contra reporteros y fotógrafos, y por las constantes declaraciones de funcionarios de Gobierno que atribuyen a los medios independientes una labor de conspiración a través de un supuesto ‘cártel de la mentira’”.

El número de agresiones, según los datos de la Unidad de Monitoreo de la Libertad de Expresión de la ANP, fue en ascenso en los últimos años. Es así que el 2014 se presentaron 23 casos; el 2015, 28 casos; y el 2016, 59.

Frente a esas cifras, la ANP pidió al Gobierno garantizar el mandato constitucional de emitir ideas libremente por cualquier medio de difusión sin censura previa y el cumplimiento de ese postulado en concordancia con el artículo 5 de la Declaración de Principios sobre la Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Dicho artículo indica que “la censura previa, interferencia o presión directa o indirecta sobre cualquier expresión, opinión o información difundida a través de cualquier medio de comunicación oral, escrito, artístico, visual o electrónico, debe estar prohibida por la ley”.

La Relatoría Especial para la Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), en su informe anual de 2016, reclamó al Estado boliviano “contribuir a generar un clima de mayor tolerancia y respeto por las ideas ajenas, incluso cuando las mismas le resulten ofensivas o perturbadoras”.

Asfixia económica
La ANP lamentó que de manera simultánea a las agresiones físicas y verbales, también se imponga una “asfixia financiera” a algunas empresas periodísticas a través del recorte de la publicidad estatal, junto al permanente hostigamiento tributario, la obligatoriedad de ceder costosos espacios sin justa remuneración y el anuncio de nuevas contribuciones sociales que anticipan el cierre de pequeñas radioemisoras, canales de televisión y publicaciones impresas.

Una de las primeras periodistas que denunció de manera pública ese extremo del recorte de la publicidad estatal fue Amalia Pando en agosto de 2015, cuando renunció a la radio Erbol y antes de despedirse aseguró que el Gobierno ejecutó en contra de ese medio una asfixia económica.

El 3 de mayo fue proclamado como el Día Mundial de la Libertad de Prensa el año 1993 gracias a una decisión tomada por la Asamblea General de las Naciones Unidas.

Presidente Morales dice que hay libertad de prensa en el país

“Medios que no reciben publicidad del Estado son los que mienten (..)”, dijo el Jefe de Estado en su cuenta Twitter.

APLP/ La Paz / 03-05-17
El presidente Evo Morales aseguró el 3 de mayo, Día Mundial de la Libertad de Prensa, que en el país hay libertad de prensa. “Día Mundial de la Libertad de Prensa, Bolivia celebra y garantiza el ejercicio pleno de este derecho, pilar fundamental de nuestra democracia”, escribió en su Twitter.

Este tuit de Morales provocó que algunos periodistas le respondieran. “Por el hecho que nosotros opinemos de libertad de prensa, los gobiernos piensan que la tenemos (…). Y aquí hay libertad de prensa o no la hay; y me temo que en esa cuestión dicotómica no existe la libertad de prensa como teníamos los bolivianos”, dijo el periodista Mario Espinoza a Página Siete.

Carlos Valverde dijo en otro tuit: “¡Pero hombre! ¿Y su ataque por todos los medios? ¿Y su invento del Cártel de la mentira que rebotó contra ustedes (refiriéndose al diario Página Siete) y despachó a Quintana a Cuba?”.

El mismo día Morales escribió otros tuit: “En democracia se garantiza la libertad de expresión; en dictadura pinochetista se censura, priva e intimida”. En otro, el Jefe de Estado señaló que la “agresión contra el derecho a la información es violación de los Derechos Humanos. Chile nuevamente incumple los convenios internacionales”.

El escritor, cineasta, fotógrafo y especialista en comunicación para el desarrollo, Alfonso Gumucio, dijo que “el Gobierno no puede celebrar esta fecha porque hostiga a los medios independientes y acosa a los periodistas para hostigarlos”.

La Asociación Nacional de Periodistas de Bolivia y la Asociación de Periodistas de La Paz publicaron manifiestos en los que expresan que el trabajo periodístico “nunca fue fácil, ni en dictadura, ni en democracia”, y que “en este día los periodistas bolivianos reiteramos nuestro compromiso de la libertad de expresión y de prensa, así como el derecho de ser verazmente informado”.

Cero publicidad para mentirosos
Al día siguiente del Día Mundial de la Libertad de Prensa, el presidente Morales afirmó en su cuenta de Twitter que los medios de comunicación que no reciben publicidad del Estado son los que mienten. “Medios que no reciben publicidad del Estado son los que mienten, insultan, difaman y desprestigian autoridades. ¿Serán prebendales?”.
En 2015, la periodista Amalia Pando denunció presunta “asfixia económica” del Gobierno hacia algunos medios de comunicación independientes.

El mismo 4 de mayo, el Jefe de Estado se refirió a la denominada “asfixia económica” del Gobierno a algunos medios, indicando que no es posible dar publicidad estatal a todos los medios de comunicación porque son miles en el país.

“Aquí en Bolivia algunos periodistas se quejan, dicen no hay libertad de expresión (porque) todos piden publicidad, (pero) son miles los medios de comunicación y es imposible dar publicidad a todos”, sostuvo en un acto público realizado en el municipio de Totora (Cochabamba).

La Asociación Nacional de la Prensa de Bolivia (ANP) expresó ese mismo día su preocupación por la presunta “asfixia financiera a empresas periodísticas a través del recorte de la publicidad estatal”.

Día Mundial de la Libertad de Prensa
Cada año, el 3 de mayo es una fecha en la que se celebran los principios fundamentales de la libertad de prensa. Esta fecha brinda la oportunidad de evaluar la libertad de prensa a nivel mundial, de defender los medios de comunicación de los ataques sobre su independencia así como rendir homenaje a los periodistas que han perdido sus vidas en el ejercicio de su profesión.

El 3 de mayo fue proclamado como el Día Mundial de la Libertad de Prensa en 1993, por la Asamblea General de las Naciones Unidas, siguiendo la Recomendación adoptada durante la 26 sesión de la Conferencia General de la UNESCO en 1991.

Esta celebración es la ocasión para informar a los ciudadanos acerca de las violaciones a la libertad de prensa, así como recordarles que en decenas de países alrededor del mundo las publicaciones son censuradas, algunas multadas, suspendidas o anuladas, mientras que periodistas, editores y publicadores son acosados, atacados, detenidos e incluso asesinados.

Es una fecha para fomentar y desarrollar iniciativas en favor de la libertad de prensa, y para evaluar el estado de la libertad de prensa en todo el mundo.

Igualmente, sirve como un recordatorio a los gobiernos de la necesidad de respetar su compromiso con la libertad de prensa y profundizar la reflexión entre los profesionales de los medios de comunicación sobre temas de libertad de prensa y la ética profesional.

El Día Mundial de la Libertad de Prensa también es un día de apoyo a los medios de comunicación que son el objetivo de ataques y restricciones que van en contra de su libertad de prensa.

Bolivia retrocedió 15 puestos en libertad de prensa mundial

En 2016, el país ocupaba el lugar 96, pero bajó al 111. En 2015 estaba en el 91, según Freedom House.

Raúl Peñaranda / Washington / 29-04-17

Debido a los frecuentes ataques y presiones que ejercen las autoridades, Bolivia es el país que más decayó en 2017 en el ranking de libertad de expresión en el mundo y ahora ocupa el lugar 111, una caída de 15 puestos. Los países analizados son 199 en total.

El año pasado, Bolivia ocupaba el lugar número 96, pero bajó al 111 debido a que su puntaje general cayó de 49 a 53 (cero es el mejor puntaje, mientras que 100 es el peor). Con esa rebaja de cuatro puntos, Bolivia fue incluida en la lista de países con más retroceso en el mundo. Otros países que cayeron cinco o cuatro puntos son Polonia, Burundí, Turquía, Congo y  Sudán del Sur, asegura el informe  presentado por la entidad Freedom House.

“Cuando los políticos critican y acosan a los medios de comunicación, alientan a otros colegas del extranjero a hacer lo mismo”, dijo el presidente de Freedom House, Michael Abramowitz, al presentar el 28 de abril de 2017 el informe en Washington DC. Freedom House es una entidad sin fines de lucro con base en Washington y que tiene oficinas en varios países del mundo.

El informe critica la situación de algunas “democracias sólidas” que también presentan amenazas contra la prensa, entre otros EEUU. El reporte tiene un capítulo que critica las acciones del presidente Donald Trump de amenazas e insultos a los medios.

Bolivia ha tenido una permanente caída en el ranking. En 2015 estaba en la posición 91, en 2016 bajó al 96 y ahora ocupa el 111. “Estamos en el punto más bajo de la libertad de prensa en el mundo en 13 años” dijo Jennifer Dunham, directora de investigación del reporte, al presentar el ranking. Explicó que esta tendencia “lamentablemente” podría seguir agravándose en los próximos años.

La portada del texto presentado ayer tiene una caricatura de varios líderes políticos que montan lobos contra los periodistas y entre ellos se ve a Evo Morales junto a los líderes de Venezuela, Rusia, Serbia, Turquía, Polonia y Filipinas. Es la primera vez que en la tapa del reporte se refleja el caso de Bolivia. En cuanto a la región, el país está en las últimas posiciones, 26 de un total de 35 naciones. En 2016 ocupaba el puesto 24 y en 2015, el 22, así que el retroceso ha sido constante. Costa Rica, Uruguay y Chile encabezan la lista de mejor situación para la libertad de prensa en América Latina, mientras a nivel internacional los mejores países son Noruega, Holanda, Suecia, Bélgica y Dinamarca.

Los países que están en las últimas posiciones a nivel mundial son Corea del Norte, Turkmenistán, Uzbekistán, Eritrea, Guinea Ecuatorial y Gambia.

El texto señala que en Bolivia ocurrieron graves hechos en 2016 contra la libertad de prensa, como los ataques a los periodistas supuestamente incluidos en un “cártel de la mentira”, además de presiones a la periodista Amalia Pando, amenazas de encarcelamiento contra diversos comunicadores y dos reporteros que salieron del país buscando protección: Carlos Valverde, a Argentina, y Wilson García, a Brasil.

“Bolivia experimentó severos reveses en el campo de la libertad de prensa, que se sumó a un deterioro gradual durante la última década. La administración del presidente Evo Morales atacó a periodistas críticos con amenazas de procesarlos y acusó a cuatro medios de comunicación de cubrir un caso de corrupción en su contra y de formar un ‘Cártel de la Mentira’”, señala el reporte.

El informe agrega que “dos periodistas huyeron al exterior para evitar una posible detención” y que “las autoridades intentaron reiteradamente silenciar a una periodista de radio crítica (Amalia Pando) a través de interferencias regulatorias y otros mecanismos”.

Freedom House también recuerda que Morales culpó a los medios por el resultado negativo del referéndum de 2016, en el que perdió 51% a 49%.

 

Periodistas son blanco de agresiones de políticos

Las agresiones de los candidatos contra periodistas están siendo frecuentes durante la campaña presidencial.

elmundo.es/París

Todos los grandes candidatos a la Presidencia de Francia, con la excepción de Emmanuel Macron, han imitado un rasgo de la campaña de Donald Trump: la hostilidad contra los periodistas. No se trata tan solo de mantenerlos a distancia. Se les hostiga. En los mítines, el abucheo a la tribuna de prensa se ha convertido ya en un rito. Abundan los insultos y las agresiones.

Para el conservador François Fillon, los periodistas son “la jauría que ladra”. Jean-Luc Mélenchon, candidato de la coalición izquierdista Francia Insumisa, llamó “imbécil” y “hiena” a un reportero que hacía preguntas incómodas y pidió a sus seguidores que filmaran continuamente a los enviados de dos periódicos progresistas, Libération y Le Monde, calificados de “ratas”. Mélenchon se niega a hablar con periodistas de Libération y mantiene en público una actitud genérica de desprecio hacia la prensa; en privado se muestra relativamente cordial.

Las agresiones también empiezan a ser frecuentes. El pasado lunes, durante un mitin de Fillon en Niza, dos periodistas del digital Buzzfeed fueron golpeados por miembros del servicio de seguridad. Un asistente escupió a otra periodista, de la cadena de televisión BFMTV. En un mitin anterior de Fillon, en París, el servicio de seguridad destrozó las cámaras de dos reporteros de Canal + y un camarógrafo de la televisión TCM fue abofeteado por un militante del partido Los Republicanos. Desde la tribuna, Fillon, imputado por malversación de fondos públicos, se limitó a comentar: “Los periodistas deberían preguntarse por qué en los mítines se percibe tanta crispación contra ellos”.

Marine Le Pen no admite en sus actos electorales periodistas del digital Mediapart ni del programa de televisión Quotidien. El 1 de febrero, un periodista de TMC fue violentamente expulsado por el servicio de seguridad del Frente Nacional después de hacer una pregunta sobre la financiación ilegal del partido, bajo investigación judicial.

Los candidatos ya no necesitan a la prensa para llegar a los electores. Mélenchon tiene su propio canal de televisión en YouTube. Fillon y Le Pen hacen un uso intensivo de las redes sociales; la candidata de ultraderecha cuenta además con el apoyo de la llamada fachosfera, un conjunto de pequeños medios que difunden bulos sobre sus rivales.

 

Leer más “Periodistas son blanco de agresiones de políticos”

Periodistas de Chile expresan solidaridad con sus colegas bolivianos

El Consejo Nacional del Colegio de Periodistas de Chile señala que siempre demandarán el cumplimiento de normas que garantizan “el libre ejercicio profesional del periodista”.

ANF / La Paz

El Consejo Nacional del Colegio de Periodistas de Chile envió una carta dirigida a la Asociación de Periodistas de La Paz (APLP) para expresarle su solidaridad por los atropellos y vulneración al derecho del ejercicio libre del periodismo que sus colegas bolivianos sufrieron en Chile en semanas pasadas.

“El Consejo Nacional del Colegio de Periodistas de Chile, reunidos el sábado recién pasado, acordó en su sesión ordinaria manifestarles su solidaridad a los colegas bolivianos y al mismo tiempo rechazar cualquier intento de agresión, veto o censura en el ejercicio del periodismo, sea esta en cualquier parte del planeta”, cita el documento.

Los periodistas chilenos, además, señalaron que como ente colegiado siempre demandarán del Estado chileno el cumplimiento de las normas que garantizan “el libre ejercicio profesional, la integridad física del periodista y velará por la libertad de expresión y de la prensa” para que se respeten las normas de convivencia democrática y el Estado de Derecho.

Asimismo, adelantaron que los periodistas chilenos solicitarán formalmente a la Cancillería de Chile una explicación respecto a lo sucedido y que tras esa información realizarán un nuevo pronunciamiento.

La carta la enviaron luego de la que la APLP denunciara los atropellos y vulneración de derechos a periodistas bolivianos en Chile que sufrieron restricciones en su trabajo por parte de personal de Migración de ese país y carabineros.