Periodistas son blanco de agresiones de políticos

Las agresiones de los candidatos contra periodistas están siendo frecuentes durante la campaña presidencial.

elmundo.es/París

Todos los grandes candidatos a la Presidencia de Francia, con la excepción de Emmanuel Macron, han imitado un rasgo de la campaña de Donald Trump: la hostilidad contra los periodistas. No se trata tan solo de mantenerlos a distancia. Se les hostiga. En los mítines, el abucheo a la tribuna de prensa se ha convertido ya en un rito. Abundan los insultos y las agresiones.

Para el conservador François Fillon, los periodistas son “la jauría que ladra”. Jean-Luc Mélenchon, candidato de la coalición izquierdista Francia Insumisa, llamó “imbécil” y “hiena” a un reportero que hacía preguntas incómodas y pidió a sus seguidores que filmaran continuamente a los enviados de dos periódicos progresistas, Libération y Le Monde, calificados de “ratas”. Mélenchon se niega a hablar con periodistas de Libération y mantiene en público una actitud genérica de desprecio hacia la prensa; en privado se muestra relativamente cordial.

Las agresiones también empiezan a ser frecuentes. El pasado lunes, durante un mitin de Fillon en Niza, dos periodistas del digital Buzzfeed fueron golpeados por miembros del servicio de seguridad. Un asistente escupió a otra periodista, de la cadena de televisión BFMTV. En un mitin anterior de Fillon, en París, el servicio de seguridad destrozó las cámaras de dos reporteros de Canal + y un camarógrafo de la televisión TCM fue abofeteado por un militante del partido Los Republicanos. Desde la tribuna, Fillon, imputado por malversación de fondos públicos, se limitó a comentar: “Los periodistas deberían preguntarse por qué en los mítines se percibe tanta crispación contra ellos”.

Marine Le Pen no admite en sus actos electorales periodistas del digital Mediapart ni del programa de televisión Quotidien. El 1 de febrero, un periodista de TMC fue violentamente expulsado por el servicio de seguridad del Frente Nacional después de hacer una pregunta sobre la financiación ilegal del partido, bajo investigación judicial.

Los candidatos ya no necesitan a la prensa para llegar a los electores. Mélenchon tiene su propio canal de televisión en YouTube. Fillon y Le Pen hacen un uso intensivo de las redes sociales; la candidata de ultraderecha cuenta además con el apoyo de la llamada fachosfera, un conjunto de pequeños medios que difunden bulos sobre sus rivales.

 

Leer más “Periodistas son blanco de agresiones de políticos”

Periodistas de Chile expresan solidaridad con sus colegas bolivianos

El Consejo Nacional del Colegio de Periodistas de Chile señala que siempre demandarán el cumplimiento de normas que garantizan “el libre ejercicio profesional del periodista”.

ANF / La Paz

El Consejo Nacional del Colegio de Periodistas de Chile envió una carta dirigida a la Asociación de Periodistas de La Paz (APLP) para expresarle su solidaridad por los atropellos y vulneración al derecho del ejercicio libre del periodismo que sus colegas bolivianos sufrieron en Chile en semanas pasadas.

“El Consejo Nacional del Colegio de Periodistas de Chile, reunidos el sábado recién pasado, acordó en su sesión ordinaria manifestarles su solidaridad a los colegas bolivianos y al mismo tiempo rechazar cualquier intento de agresión, veto o censura en el ejercicio del periodismo, sea esta en cualquier parte del planeta”, cita el documento.

Los periodistas chilenos, además, señalaron que como ente colegiado siempre demandarán del Estado chileno el cumplimiento de las normas que garantizan “el libre ejercicio profesional, la integridad física del periodista y velará por la libertad de expresión y de la prensa” para que se respeten las normas de convivencia democrática y el Estado de Derecho.

Asimismo, adelantaron que los periodistas chilenos solicitarán formalmente a la Cancillería de Chile una explicación respecto a lo sucedido y que tras esa información realizarán un nuevo pronunciamiento.

La carta la enviaron luego de la que la APLP denunciara los atropellos y vulneración de derechos a periodistas bolivianos en Chile que sufrieron restricciones en su trabajo por parte de personal de Migración de ese país y carabineros.